Protección ocular y lentes correctoras

28/08/2019

Las lesiones laborales que afectan a la cara y a los ojos suponen aproximadamente el 4% del total de accidentes laborales con baja, sin embargo, y dada la gran importancia del sentido de la vista, la detección y evaluación de riesgos que puedan afectar a los ojos y a la cara será fundamental para la preservación de la salud y seguridad de los trabajadores.

En este sentido, durante el proceso de selección del EPI, una de las dudas más habituales entre los responsables de salud y seguridad de las empresas se relaciona con las posibles soluciones disponibles para aquellos trabajadores que necesitan de corrección ocular. En esta entrada del blog pretendemos esclarecer algunas de las dudas que se relacionan con el uso de corrección visual en la protección ocular y facial.

Antes que nada, evalúa el riesgo y elije el tipo de protector que necesitas

El primer paso para realizar una correcta selección y uso de cualquier EPI pasa por la detección y evaluación del tipo de riesgos que podemos encontrarnos en el entorno de trabajo. Los riesgos derivados de la exposición a particular en movimiento a alta velocidad suelen ser los que más frecuentemente causan lesiones con baja, pero dependiendo del tipo de ocupación, podemos encontrarnos con muchos otros que pueden darse de forma aislada o conjunta, como por ejemplo riesgos químicos, biológicos, derivados de la exposición a una radiación no ionizante, entre otros. 

En una entrada anterior del blog nos ocupábamos de describir los principales riesgos presentes en el medio de trabajoque pueden amenazar a los trabajadores.

Una vez identificado y evaluado el riesgo, debemos elegir el tipo de protector que puede cubrir nuestras necesidades, ya que no todos los tipos de protector son adecuados para todos los tipos de riesgos. 

Hay tres tipos básicos de protectores oculares, gafas de montura universal, gafas de montura integral y pantallas faciales. Las gafas de montura universalpueden tener dos oculares (de forma similar a una gafa convencional, pero con protección lateral), o un ocular único (de una pieza, normalmente con protección suplementaria para los laterales de los ojos, las mejillas y cejas. Las gafas de montura integralpor su parte, pueden ser de tipo integral (encierran totalmente la cavidad ocular y permanecen en su posición con una cinta elástica), o tipo cazoleta (dos oculares en monturas opacas, no pueden llevarse sobre gafas de montura universal). Las pantallas facialesconstan de un visor de pantalla plana o curvada, que suele estar unido a un protector frontal con banda de cabeza ajustable o a un casco de protección.

La tabla 1 proporciona una indicación orientativa acerca de los tipos de protectores oculares adecuados para los distintos tipos de riesgos:

Riesgo

Símbolo

Tipo de protector aplicable*

Montura universal

Montura integral

Pantalla facial

Uso básico

S

Impacto de partículas a gran velocidad

Baja energía/Temperatura extrema**

-F/-T

Media energía/ Temperatura extrema**

-B/-T

No

Alta energía/ Temperatura extrema**

-A/-T

No

No

Salpicaduras de líquidos

3

No

No

Gotas de líquidos

3

No

No

Partículas de polvo grueso

4

No

No

Gases y partículas de polvo fino

5

No

No

Arco eléctrico de cortocircuito

8

No

No

Metales fundidos y sólidos calientes

9

No

Radiación infrarroja (IR)

Ninguno

Radiación visible/Solar

Ninguno

Radiación ultravioleta (UV)

Ninguno

Radiación láser

Ninguno

Calor radiante (sólo oculares de malla)

Ninguno

No

No

Soldadura a gas

Ninguno

Soldadura de arco

Ninguno

ý

ý

* Indicaciones de carácter orientativo. En cada caso, se deberá hacer una evaluación de riesgos para la selección del protector adecuado

** Opción adicional y opcional a la protección frente al impacto de partículas. Protege frente al impacto de partículas a alta velocidad en el rango de temperaturas entre 55 ºC y -5 ºC

 

Requisitos relativos a compatibilidad con gafas graduadas

Una vez hemos seleccionado el tipo de protector ocular compatible con las necesidades de protección, en el caso de que el usuario necesite corrección visual para poder desempeñar correctamente su trabajo, se plantean distintas opciones dependiendo del tipo de protector.

- Gafas de montura universal con dos oculares. Existen gafas de montura universal que incorporan de fábrica lentes que ofrecen protección frente a distintos riesgos, además de corrección óptica adaptada a cada usuario

- Gafas de montura universal de ocular único. Determinados tipos de modelos pueden usarse sobre las gafas graduadas del usuario. 

- Gafas de montura integral. Algunos tipos de gafas de montura integral permiten el uso de gafas graduadas por debajo. En los casos en los que sea necesario un buen ajuste entre la gafa de montura integral y la cara del usuario, se deberán tomar medidas para asegurar que el uso de lentes correctoras no interfiera con las necesidades de protección ofrecidas por la gafa de montura integral.

- Gafas tipo cazoleta. Este tipo de protector no puede usarse sobre gafas de montura universalcon corrección óptica.

- Pantallas faciales. De forma general, las pantallas faciales pueden ser usadas conjuntamente con gafas de corrección óptica.

Por último, debemos tener siempre en cuenta que, independientemente del diseño, siempre será necesario asegurarse de que no haya riesgo de recibir ningún posible impacto que pueda transmitirse desde el protector ocular a las gafas convencionales que se lleven bajo éste, rompiendo las lentes y ocasionando graves lesiones.

Consideración de la comodidad, ajuste y compatibilidad

En una entrada anterior, ya tratábamos la importancia de que la comodidad del EPI es un factor importantísimo a tener en cuenta para asegurar al máximo la protección del usuario. En el caso de la protección ocular y facial, como en el de cualquier otro EPI, aunque dispusiésemos del equipo con mayor grado de protección, éste sería totalmente inútil si resulta ser tan incómodo para el usuario que no puede ser utilizado. 

En el asunto que nos ocupa en esta entrada, deberemos considerar elementos que facilitan la comodidad o adaptabilidad, como las patillas adaptables, monturas basculantes, etc., así como considerar que en ocasiones los protectores oculares y faciales se usarán conjuntamente con otros EPI como protectores respiratorios o auditivos, que podrían interferir en la correcta colocación y ajuste de los equipos.

Por último, simplemente recordar la importancia de implicar a los trabajadores en el proceso de selección, proporcionándoles una gama de protectores oculares adecuados y realizando pruebas representativas con los usuarios, ya que no es probable que un único diseño y modelo sea apropiado para todos los usuarios. En estas pruebas se incluirán pruebas de ajuste, comodidad que estarán dirigidos a mejorar la aceptación y uso de los protectores por parte de los usuarios, ya que como siempre recordamos, el mejor EPI del mundo es absolutamente inútil si no se usa.