9 consejos para para selección y uso de la protección ocular

20/09/2017

El sentido de la vista es uno de los más importantes para nuestra relación con el medio que nos rodea, cualquier lesión o enfermedad derivada de un accidente o enfermedad profesional, que afecte a dicho sentido menoscabará sensiblemente nuestra capacidad de realizar muchas de las tareas cotidianas.

Si además tenemos en cuenta que el 4% de los accidentes en jornada laboral afectan a la cara y a los ojos, la protección de esta parte del cuerpo adquiere una especial importancia en el ámbito de la protección de riesgos laborales.

 

Por ello, y a modo de complemento de la anterior entrada sobre protección ocular, la finalidad de este nuevo artículo del blog es la de proporcionar una guía rápida, casi de campo, que a modo orientativo facilite la selección del EPI que necesitamos en función del tipo de riesgo al que nos enfrentemos.

 

Así pues, en esta entrada haremos un brevísimo resumen de los 9 pasos fundamentales que deben darse para la selección y uso de la protección ocular requerida, no sin antes recordar que en materia de prevención cualquier actuación debe comenzar por la obligada evaluación de riesgos laborales.

1 Identificación del tipo básico de protector de los ojos

En esta primera etapa, debemos identificar el tipo básico de protector ocular que vamos a necesitar, es decir, si deberemos protegernos contra los riesgos derivados de un proceso de soldadura, de la exposición a la radiación láser, o si la naturaleza de los riesgos será química, en forma de radiación óptica o por riesgos mecánicos (véase tabla 1 que encontrarás al final de este artículo).

2 Determinación de los requisitos de prestación

Como siempre, deberemos proporcionar el tipo específico de protección que mejor se ajuste al tipo de riesgo evaluado. Los campos de uso aplicables a cada tipo de protección ocular y facial (los cuales se indican en la montura del protector) señalan tipos de protección específica que se ajustan específicamente a un tipo de riesgo u otro.

Por su parte, existen distintos grados de protección frente a la radiación óptica, definidos en la norma específica aplicable (véase tabla 1).

 

3 Consideración de los requisitos relativos a compatibilidad con gafas graduadas

Cuando el usuario expuesto a una serie de riesgos, necesita corrección visual para poder desempeñar correctamente su trabajo, podría usar sus gafas correctoras normales bajo pantallas faciales, y bajo determinados tipos de gafas de montura integral (según indicaciones del fabricante). Adicionalmente, existen gafas de montura universal con lentes de seguridad que incorporan efecto de corrección óptica.

 

4 Selección del tipo adecuado que reúna los requisitos relativos a prestaciones (universal, integral, pantalla)

No todos los diseños de protector ocular y facial son aptos para todos los campos de uso. Dependiendo del tipo de riesgo al que nos enfrentemos habrá determinados tipos de protector ocular y facial que no podremos usar (véase tabla 1).

 

5 Consideración de la comodidad, ajuste y compatibilidad

El EPI con mayor grado de protección será totalmente inútil si resulta ser tan incómodo para el usuario que no puede ser utilizado. En este sentido, deberemos considerar elementos que facilitan la comodidad o adaptabilidad, como las patillas adaptables, monturas basculantes, etc., así como considerar que en ocasiones los protectores oculares y faciales se usarán conjuntamente con otros EPI como protectores respiratorios o auditivos, que podrían interferir en la correcta colocación y ajuste de los equipos.

 

6 Selección del tipo de ocular y tratamiento superficial

Existen recubrimientos y tratamientos superficiales de las lentes que proporcionan características adicionales a las lentes de los protectores.

Las lentes con recibimientos resistentes a la abrasión, proporcionan una mayor vida útil del ocular. Por su parte los tratamientos antiempañantes retardan o evitan la aparición del empañamiento que puede menoscabar la visibilidad del usuario.

Por otro parte, las reflexiones parásitas provocadas por unas condiciones de iluminación deficientes pueden causar molestias y reducir la percepción visual de plano de trabajo y los alrededores. Para hacer frente a estas circunstancias deberán elegirse oculares con recubrimiento antirreflejante.

Por último, los oculares se clasifican en tres clases en función de su calidad óptica:

  1. Los oculares de la clase 1 se recomiendan para ser usados permanentemente o para la ejecución de trabajos muy minuciosos que requieran una visión óptima.

  1. Los oculares de la clase 2 pueden ser usados en un uso intermitente.

  1. Los oculares de la clase 3 sólo deberían ser usados más que para trabajos de corta duración.

7 Selección y suministro de los protectores oculares elegidos

 

Como siempre, deberemos acudir al mercado para comprobar que podemos disponer de los protectores oculares que hemos seleccionado, ya que en caso de no estar disponibles, deberemos reconsiderar nuestras acciones preventivas.

8 Recambios, disponibilidad

 

Los protectores oculares sólo se repararán siguiendo las instrucciones precisas del fabricante, y utilizando las piezas y recambios estrictamente designados por el fabricante. Cualquier reparación o sustitución de componentes deberá ser realizada por una persona adecuadamente entrenada y estar documentada con claridad.

 

9 Prueba con los usuarios

 

Es importante implicar a los trabajadores en el proceso de selección, proporcionándoles una gama de protectores oculares adecuados y realizando pruebas representativas con los usuarios, ya que no es probable que un único diseño y modelo sea apropiado para todos los usuarios. En estas pruebas se incluirán pruebas de ajuste, comodidad que estarán dirigidos a mejorar la aceptación de los protectores por parte de los usuarios.

Por último, se incluye la siguiente tabla en la que se resumen de forma esquemática los pasos que veíamos anteriormente. En la última columna se incluyen los símbolos aplicables a determinados campos de uso o tipos de protección para facilitar el proceso de selección.

 

Tabla 1 Esquema de selección de un protector ocular o facial

¿Qué tipo básico necesito?

Riesgo mecánico, químico o radiación óptica (no soldadura)

Protector según EN 166/EN 1731

Riesgo derivado de soldeo y técnicas conexas

Protector según EN 175

Riesgo derivado de radiación láser

Protector conforme EN 207/EN 208

¿Qué nivel de prestación preciso?

Partículas a alta velocidad

Alta energía. A

Media energía. B

Baja energía. F

Salpicaduras de líquidos

3

Gotas de líquidos

3

Polvo y gases

5

Polvo grueso

4

Arco eléctrico

8

Metal fundido y sólidos calientes

9

Soldadura

Grado de protección (1,2 - 16)

Láser

Grado de protección. (L-(1-10); R-(1-5)

Radiación óptica (IR, visible, UV)

Según tipo de radiación

¿El usuario necesita corrección óptica?

Uso de gafas de protección de montura universal con graduación

 

Uso de gafas correctoras bajo pantallas faciales o algunas gafas montura integral

 

¿Qué tipo de protector debo usar?

Partículas a alta velocidad

Alta energía. Gafas de montura universal, montura integral, Pantalla facial

Media energía. Gafas de montura integral, Pantalla facial

Baja energía. Pantalla facial

Salpicaduras de líquidos

Pantalla facial

Gotas de líquidos

Gafas de montura integral

Polvo y gases

Gafas de montura integral

Polvo grueso

Gafas de montura integral

Arco eléctrico

Gafas de montura integral, Pantalla facial

Metal fundido y sólidos calientes

Gafas de montura integral, pantalla facial

Soldadura a gas

Gafas de montura universal, montura integral, Pantalla facial

Soldadura  eléctrica

Pantalla facial

Láser

Gafas de montura universal, montura integral, Pantalla facial

Radiación óptica (IR, visible, UV)

Gafas de montura universal, montura integral, Pantalla facial

Considerar comodidad, ajuste y compatibilidad

Disponibilidad de tamaños

 

Incorporación de elementos adaptables

 

Peso del conjunto

 

Entorpecimiento de la adaptación de protector auditivo por las patillas

 

Interacción mascarilla-puente nasal

 

Opciones de los oculares

Resistencia a la abrasión

K

Resistencia al empañamiento

N

Reflexión aumentada

R

Clase óptica

1

2

3

Recambios, disponibilidad

   

Prueba con los usuarios

   

Selección y suministro de los protectores oculares elegidos