Preguntas frecuentes sobre la selección y uso de la protección auditiva

27/09/2017

Aunque los sonidos pueden ser agradables, a partir de cierto nivel, pueden convertirse en sensaciones molestas. En dicho momento, se convierten en ruido, y suponen un problema para nuestra salud.

Los protectores auditivos pueden constituir una solución eficaz contra los daños derivados de la exposición de los trabajadores al ruido. En esta entrada pretendemos dar una guía rápida y de utilidad para que los usuarios conozcan lo esencial a la hora de seleccionar y usar protección auditiva. Como siempre, hay que decir que sólo el uso de EPI certificados constituirá una barrera efectiva contra los riesgos que amenazan la salud y seguridad de los trabajadores.

 

 

1 - ¿Cuándo debemos usar protección auditiva?

 

De forma general el uso de EPI debe ser el recurso al que acudir cuando hemos realizado la correspondiente evaluación de riesgos. Cuando los trabajadores están expuestos a un posible peligro por ruido, deberemos evaluar el nivel de ruido existente, y compararlo con los límites establecidos en el Real Decreto 286/2006, sobre protección de los trabajadores contra la exposición al ruido, establece tres niveles de acción para distintos niveles de ruido:

  1. Valores límite de exposición: LAeq,d = 87 dB(A) y Lpico= 140 dB (C), respectivamente. Se trata de un nivel que nunca se podrá superar, en ningún caso.

  2. Valores superiores de exposición que dan lugar a una acción: LAeq,d = 85 dB(A) y Lpico = 137 dB (C), respectivamente. Cuando se supera este límite, el empresario debe proteger a los trabajadores con protección auditiva, obligatoriamente.

  3. Valores inferiores de exposición que dan lugar a una acción: LAeq,d = 80 dB(A) y Lpico = 135 dB (C), respectivamente. Superados estos límites, el empresario debe poner a disposición de los trabajadores protectores auditivos individuales.

Donde,

  • LAeq,d  es el nivel de exposición diario equivalente, medido en decibelios A.

  • Lpico es el nivel pico expresado en decibelios C.

Además, en el proceso de evaluación también consideraremos otros factores como la naturaleza impulsiva o no del ruido, la frecuencia en Hz del ruido, la existencia de tráfico rodado en la zona de exposición al ruido, la necesidad eventual de reconocer sonidos o avisos de emergencia, o la presencia de sustancias ototóxicas en el medio de trabajo.

 

2 - ¿Hay límites la atenuación acústica?

 

Sí, ya que tan importante es evitar la sub-protección como la sobreprotección. En un escenario de sub-protección el usuario quedaría expuesto a los efectos perniciosos del ruido; pero ante una eventual sobre-protección, el usuario podría adolecer de sensación excesiva de aislamiento o no poder oír señales o avisos de emergencia.

En general, se evitarán situaciones en las que el nivel de presión sonora en el interior de la oreja del usuario exceda el nivel nacional que da lugar a acción (85 dB(A) en el caso de España), o que este nivel sea 15 dB (A) menor que este nivel.

 

3 - ¿Cómo determino el nivel de atenuación que necesito?

 

Lo primero que debemos saber en relación al nivel de atenuación acústica que necesitaremos para nuestro protector auditivo es que la atenuación de la mayoría de estos dispositivos varía con la frecuencia.

Además, se han desarrollado métodos de selección tanto para protectores pasivos (únicamente atenúan el ruido por el efecto del material absorbente de ruido) sometidos a un ruido continuo como para ruidos impulsivos.

Además, si optamos por el uso de protectores con características especiales como aquellos con reducción activa del ruido, dependientes del nivel, etc., deberemos recurrir preferentemente a un método de selección específico.

Los métodos más comunes destinados a seleccionar protectores auditivos pasivos son:

        1. El método de bandas de octava

        2. Método HML

        3. Método SNR

 

4 - ¿Qué distintos tipos de protección auditiva existen?

 

Hay un gran número de tipos de protectores auditivos, lo cual permite que para una situación concreta se pueda seleccionar un tipo de EPI que se ajuste perfectamente tanto a las demandas de atenuación acústica, como a las particularidades de la tarea.

En la siguiente tabla tratamos de dar una visión rápida y general de los distintos tipos de protectores auditivos que existen.

Tipo

Descripción

Norma

Básico

Orejera

Consiste en dos casquetes unidos por un arnés y que rellenos de material atenuante del ruido. Se ajustan sobre las orejas y que se ajustan a la cabeza mediante acolchado.

También existen orejeras acopladas a cascos de protección.

EN 352-1

EN 352-3 (acopladas a cascos)

Tapón

Dispositivo diseñado para insertarse en el canal auditivo o cubrir su entrada.

Pueden ser desechables o reutilizables. Dentro de esta clasificación puede haber a su vez tapones:

  • Preformados

  • Expandibles

  • Con arnés o cordón

  • Adaptados al canal del usuario

EN 352-1

Dependientes del nivel

Protectores pasivos dependientes del nivel

Se valen de las propiedades acústicas de canales de aire diseñados para comportarse de forma diferente a diferentes niveles de ruido.

Muy efectivos frente a ruidos elevados singulares e impulsivos, como el de armas de fuego.

EN 352-4 (orejeras)

EN 352-7 (tapones)

Protectores dependientes del nivel con restauración del sonido

Incorporan un sistema electrónico que amplifica los sonidos de bajos niveles sonoros. Al incrementarse el nivel de presión sonora del exterior, se corrige y controla el nivel del sonido reproducido

 

Protectores con reducción activa del ruido (ANR)

Orejeras

Incorporan un sistema electrónico que proporciona atenuación adicional en las frecuencias donde los protectores pasivos son menos efectivas, como las frecuencias bajas (50-500 Hz)

EN 352-5

Con entrada externa de audio

Orejeras con entrada externa de audio de entretenimiento

Están equipados con un receptor de radio o un reproductor de música. Pueden ofrecer la posibilidad de comunicar señales de advertencia o mensajes

EN 352-8

Orejeras con entrada de audio

Incorporan un receptor de radio o una entrada de audio para recibir instrucciones de trabajo o advertencias de seguridad

EN 352-6

 

5 - Aparte del nivel de ruido existente, ¿debo considerar otros factores acústicos para seleccionar el protector auditivo?

 

Sí, el nivel de presión acústica es sólo uno de los parámetros a considerar a la hora de seleccionar el protector auditivo. Otros aspectos a tener en cuenta son:

  1. Fluctuación del ruido. Si bien puede usarse prácticamente cualquier tipo de protector auditivo frente a ruidos continuos, en entornos de ruido fluctuante o impulsivo podría ser más adecuado considerar protectores dependientes del nivel, o con restauración del sonido. Los ruidos intermitentes suelen requerir de orejeras o de tapones premoldeados ya que son más fáciles de poner y quitar.

  2. Frecuencia del ruido. Si el ruido predominante es de baja frecuencia deberá considerarse el uso de protectores auditivos con reducción activa del ruido.

  3. Necesidades de comunicación. En situaciones donde es necesario oír o reconocer señales de advertencia, deberían considerarse protectores con entrada de audio, o protectores pasivos dependientes del nivel.

 

6 -  Es fundamental tener en cuenta las condiciones ambientales y del usuario

 

Las condiciones ambientales pueden condicionar, y mucho, el tipo de protector auditivo que utilizaremos. Así, deberemos prestar especial atención a factores como:

  1. Temperatura. Los ambientes cálidos y húmedos, o las tareas de gran carga física conllevan una sudoración que puede tornarse irritable en el caso de usar orejeras. En estos casos se utilizarán preferiblemente tapones. Si deben usarse orejeras, se podrá considerar el uso de cubre-casquetes higiénicos, teniendo en cuenta que reducirán la capacidad atenuante del protector. Del mismo modo,  las bajas temperaturas pueden reducir la capacidad atenuante del protector, por lo que deberemos consultar las instrucciones del fabricante en este sentido.

  2. Presencia de contaminación o suciedad. Además de las irritaciones cutáneas que pueden ocasionar estos factores, en el caso del uso de tapones, los contaminantes podrían invadir el canal auditivo.

  3. Maquinaria en movimiento. Cuando haya maquinaria que pueda producir atrapamientos, se evitarán los tapones con cordones.

  4. Condiciones de salud del usuario. Debemos estar seguros que no existirá ningún condicionante médico que impida el uso de un determinado tipo de protector.

 

7 -  Debo usar protección auditiva junto con otros EPI, ¿debo tomar alguna precaución?

 

El uso de otros EPI como cascos de protección, gafas, protección respiratoria, etc., puede menoscabar la protección que ofrecen los protectores auditivos. Por ello, en la selección del equipo debemos asegurarnos de que el uso de un equipo no menoscabe la protección ofrecida por otro.

 

8 - ¿Debo usar la protección auditiva todo el tiempo?

 

Rotundamente sí. Los usuarios rara vez son conscientes de la merma que sufre la protección global al no hacer uso del protector auditivo, aunque sea por breves periodos de tiempo.